Zona de confort, lo conocido y lo desconocido. El siguiente articulo es un contenido adicional al libro «5s para la mejora continua, hacer mas con menos».

 

En nuestra vida siempre existe una dualidad entre aquello que conocemos y aquello que desconocemos. Si actuamos dentro de nuestra zona conocida (haciendo aquellas cosas con las que nos sentimos cómodos, ya sea porque nos gustan o porque forman parte de nuestro “modus operandi”) nos sentimos seguros ya que el entorno es conocido; es nuestra zona de confort. Por el contrario, salir de la zona de confort nos implica adentrarnos en lo desconocido, donde residen nuestras dudas y miedos. Allí residen las situaciones no vividas.

zona_de_confort
Entonces, ¿por qué no nos quedamos a “vivir” en nuestra pequeña y acogedora zona de confort?, suena más seguro…

El motivo es obvio, siempre queremos aquello que no tenemos. Estamos constantemente buscando la felicidad y el cumplimiento de objetivos y propósitos que nos acerquen a la imagen que tenemos de ella.

Lo que sabemos es nuestra situación actual y está definida por nuestros hábitos, habilidades, recursos, conocimientos, creencias… ya sean buenas o malas. Somos nosotros, cada persona es distinta. Pero nosotros siempre queremos progresar, siempre anhelamos lograr cosas nuevas. Estas cosas nuevas que tanto queremos, son precisamente NUEVAS, desconocidas pero apreciadas para nosotros; fuera de nuestro alcance actual.

“Las manzanas más dulces son aquellas de la copa del árbol, son difíciles de alcanzar pero los esfuerzos valen la pena”.

Si no poseemos nuestros objetivos, pero queremos alcanzarlos (precisamente por esto son OBJETIVOS); tenemos que dar un paso adelante (a veces puede resultar un verdadero “salto de fe”) y así adquirir nuevas experiencias y vivencias que nos consoliden el camino hacia nuestro objetivo. Es durante este trayecto o aventura que nos enfrontamos con nuestros miedos puesto que nos adentramos en lo desconocido. Cada paso adelante es un logro, un triunfo y un importante crecimiento personal. Aprendemos cosas nuevas debido a experimentar situaciones nuevas. Caminar hacia nuestro objetivo nos hace mejorar para superar nuestros retos.

Con todo lo explicado, os animo a definir vuestro verdadero propósito y a adentraros en la zona de aprendizaje.

Jaume Aldavert,
Responsable de Mejora Continua de ServiConsulting

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *