De todos es conocida la frase “una imagen vale más que 1.000 palabras” proviene de antiguo proverbio chino, que viene a decir que una imagen puede expresar diez mil palabras, o lo que es lo mismo 15 folios escritos.

En nuestra vida cotidiana estamos rodeados de señales e indicaciones visuales que velan principalmente por nuestra seguridad. Un ejemplo de ello son las señales de tráfico que nos ayudan a circular con nuestro vehículo de forma segura evitando accidentes o reacciones inesperadas. En este caso el lenguaje visual es universal, estas señales e indicaciones están normalizadas en todo el mundo.

Estos son algunos ejemplos:

  • Las lineas en el suelo de carriles guían nuestro camino
  • Los semaforos de tránsito controlan el flujo en las intersecciones
  • Las señales de tráfico de las calles proporcionan orientación
  • Las plazas de estacionamiento nos indican dónde colocar nuestros autos cuando no están en uso

 

Una de las ventajas de las señales visuales es que son fáciles de comprensión y nos ayudan a encontrar responder de forma inmediata y acertada en casos de peligro.

Existen Las señales pueden ser del tipo de tipo visual en la mayoría de los casos, aunque también existen señales acústicas

  • Visuales: semáforos, líneas suelo, señales, carteles
  • Acústico: claxon, sonido semáforos,

En otros casos la comunicación visual va un poco más allá y pasa a ser pequeñas instrucciones visuales escritas que explican el funcionamiento de un proceso como puede ser máquina de pago en un parking, las instrucciones de un cajero, etc.

En todos los casos ayudan a que el usuario disponga de forma efectiva de la información correcta para tomar una decisión o realizar una tarea.

La ventaja de estas señales es que permanecen 24h de servicio y suele ser de un bajo coste.

 

En nuestras empresas con una alta rotación de personal y donde la calidad, el plazo de entrega y el coste son un factor determinante para lograr una ventaja competitiva la comunicación visual juega un factor clave.

¿Te has preguntado la información visual que dispone tu empresa? ¿Es suficiente?  ¿Es clara, no ofrece dudas?

Seguramente encuentres señales en el área de seguridad (extintores, salidas de emergencia, etc.) o zonas de gestión de residuos. Suelen ser zonas donde la normativa exige disponer de elementos que aseguren la integridad de las personas en las organizaciones. Además, son revisadas anualmente por el organismo competente.

Pero la comunicación visual por su efectividad puede ser de mucho apoyo en los procesos operativos de la organización para facilitar el trabajo y ser más productivo. Una organización visual es un entorno de trabajo auto ordenado, auto explicativo, auto regulado y auto mejorado.

Una de las herramientas que promueven la comunicación visual dentro de la empresa son las 5S, TPM y la estandarización.  Las empresas adoptan metodologías que les permitan diferenciarse a nivel de procesos y tecnológico de la competencia. Estas herramientas son de fácil aceptación entre los empleados ya que les facilita el trabajo y ven mejoras en su lugar de trabajo.

Resumiendo, el impacto que los visuales pueden tener en la productividad, costo, calidad, entrega a tiempo, inventario y confiabilidad del equipo es verdaderamente enorme. Estas mejoras no sólo impulsan mejores ganancias, sino que además ayudan a construir una ventaja competitiva en el mercado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *