Pequeñas normas, grandes resultados, las OPL (one point lesson) pueden evolucionar hasta el nivel de exigencia que el equipo de­see y requiera. Lo importante es que la norma sea cumplida por los traba­jadores y se sostenga en el tiempo (mejorándola o sustituyéndola cuando sea oportuno).

 

opl

OPL avion

VWR es una multinacional dedicada a la distribución de material para laboratorio. Al ser un sector muy específico, con unos productos de alta cali­dad y de notorio valor económico, a menudo tenemos que hacer entregas a la unidad (por ejemplo una microcentrifugadora para un determinado cliente). Con este nivel de detalle, es muy importante tener estandarizados todos los procedimientos del almacén. Para evitar cualquier posible error en la entrega, hay que tener controlado todo el proceso, desde que entra el producto hasta que sale. Todo ésto, manteniendo la sencillez básica de la cual toda OPL debe hacer gala. A esta simplicidad debemos añadirle el factor visual, siendo la OPL una instrucción reconocida y comprendida inmediatamente. En nuestro caso solemos emplear fotografías y esquemas que indiquen la situación ideal (la correcta) y una situación indebida (re­marcada inconfundiblemente como no deseada).

Las OPL están colgadas en expositores continuos a todo el proceso, para dar en todo momento el soporte necesario al trabajador, permitiendo ser consultadas sin necesidad de salir de su zona de trabajo.

Con la siguiente OPL, realizada por el equipo de VWR, podemos ver la re­levancia de la información mostrada en ella (influye directamente en la eficiencia y eficacia en la entrega al cliente), sin necesidad alguna de com­plicarla con exceso de información.

 

Alberto González,

Warehouse Supervisor de VWR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *