La decisión adecuada requiere de la información de valor del gemba, en una organización Lean, el flujo de la información efectiva debe estar perfectamente definido. Sólo con una correcta circulación de la informa­ción es posible lograr tomar la decisión acertada. Durante mis años como Director de Mejora Continua en Sara Lee ayudé a distintas plantas del gru­po a integrar en su estructura de trabajo, los sistemas de comunicación derivados de la subida de información (del área operativa donde se reco­pilan, hasta la estratégica donde se procesan) y la respectiva bajada de de­cisiones (desde el área estratégica donde se definen las mejoras hasta la operativa donde se implementan).

información

Es determinante mantener la responsabilidad, la fiabilidad, el valor de los indicadores definidos y la constancia, para recopilar la información ne­cesaria en metodologías como el OEE o el SMED. Es muy difícil conseguir que empleados noveles en el Lean puedan extraer la información útil para la mejora en estas herramientas (su visión inicial tiende a ser superflua, desperdiciando infinidad de oportunidades por anotar). Las 5S son la me­todología idónea para afinar la visión de las personas en la busca del des­perdicio y del valor que permiten extraer información del gemba con más criterio.

Actualmente como consultor externo sigo ayudando a las empresas a ins­talar “sistemas de comunicación”, basados en el flujo de información y la toma de decisiones. Eso sí, siempre antes me aseguro que la organización tenga bien consolidadas las 5S.

 

Josep Mena,

Ex Responsable de Mejora Continua de Sara Lee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *